El entrenamiento funcional para running y triatlón es muy importante ya que prepara nuestro cuerpo para largos entrenamientos, nos ayuda a mejorar el rendimiento y ayuda a prevenir lesiones.

El running y el triatlón, se han puesto muy de moda en los últimos años. Son deportes que cada vez cuentan con más adeptos, las marcas invierten mucho dinero en desarrollar nuevas tecnologías y los deportistas cada vez se preparan de mejor manera para rendir en las competencias. Sin embargo hay muchos deportistas que no preparan su cuerpo para aguantar fuertes cargas de entrenamiento semanalmente, por lo que el entrenamiento funcional para running y triatlón, y cualquier deporte se hace fundamental.

Si bien hemos nacido preparados para poder practicar estos deportes, nuestra sociedad nos ha convertido en seres sedentarios. Cada vez nos movemos menos, no tenemos que huir de un peligro, no hay que cazar, gran parte de la población pasa el día sentado en oficinas sin mucho movimiento. Por lo que nuestras cualidades se han ido deteriorando, hay que aprender a correr de nuevo.

Antes de comenzar a practicar deportes de resistencia, es importante evaluar tu forma física. No se trata de ponerse unas zapatillas y salir a correr, es necesario estar asesorado por profesionales para evitar lesiones y ser eficientes en los esfuerzos para lograr los resultados esperados.

Comenzaremos explicando lo importante y fundamental que es la preparación física en los deportes de endurance como el running y triatlón.

Tengamos en cuenta que son cuatro los pilares fundamentales que debemos desarrollar al momento de prepararnos para competir en cualquiera de estas disciplinas:

  • Fuerza
  • Estabilidad
  • Flexibilidad
  • Técnica de carrera

Estos cuatro pilares fundamentales se basan y sustentan en el trabajo del core o núcleo, el trabajo de core es fundamental, sin un correcto trabajo de core no podremos desarrollar los cuatro pilares fundamentales que mencionamos más arriba, pero ¿qué es el core y por qué es importante?

El core está compuesto por toda la faja abdominal, recto anterior del abdomen, transverso, oblicuo menor y oblicuo mayor, en orden desde adentro hacia afuera.

Incluso podemos considerar el diafragma como parte del core, siendo también importante al momento de competir y ayudarnos obtener una correcta oxigenación.

También se debe considerar el desarrollo de la parte baja de la espalda, glúteos y psoas.

Este trabajo nos permitirá tener una técnica de carrera más depurada

Esta faja abdominal (o core) es la encargada de:

  • Dar estabilidad
  • Amortigua y protege a la columna vertebral de posibles lesiones
  • Aumenta el rendimiento

Cuando corremos sometemos a nuestro cuerpo a diferentes tipos de estrés:

  • Mecánico
  • Metabólico
  • Del sistema cardiovascular

Si tenemos una faja abdominal correctamente trabajada, esta va a actuar como anclaje.

Recordemos que el core hace de transición entre la parte inferior del cuerpo con la superior.

Por lo tanto nuestras extremidades, brazos y piernas, van a poder utilizar este anclaje para poder moverse de manera efectiva.

Si no tenemos desarrollado un mínimo de tono en esta zona de la faja abdominal, no tendremos un buen anclaje y nuestras extremidades no tendrán de dónde tirar. Tendremos un exceso de movilidad en la pelvis, en las rotaciones de las vértebras y movimientos residuales que no nos interesan en estos deportes, pudiendo ocasionar molestias y dolorosas lesiones.

Es por esto que se hace fundamental comenzar nuestra preparación con el fortalecimiento y desarrollo del core.

En nuestro blog anterior, que habla sobre la importancia del core, ponemos énfasis en que todo entrenamiento físico debe comenzar desde el núcleo hacia las extremidades, de adentro hacia afuera, y así asegurarnos de tener una base firme y sólida para nuestros movimientos. Especialmente en el trabajo de la fuerza.

Este tipo de trabajo, no se realiza con grandes cargas, sino más bien, con peso corporal, bandas elásticas de resistencia o simplemente con bajas cargas.

Las series y repeticiones de los ejercicios varían en función del objetivo y períodos del entrenamiento.

A continuación te mostraremos algunos ejercicios para el trabajo de core que, con una correcta ejecución, te ayudarán a fortalecer la zona media de manera efectiva.

Recuerda que el entrenamiento funcional para running y triatlón es fundamental para mejorar el rendimiento, obtener resultados y prevenir lesiones.